¿Qué es el SEPA?

SEPA

El SEPA es la Zona Única de Pagos en Euros (Single Euros Payments Area), un proyecto del Banco Central Europeo (BCE). Supone la creación de una única zona de pagos en el mercado europeo, con una única forma de realizar pagos.

Esto supone crear un único sistema de transferencias, de domiciliaciones bancarias y de pagos con tarjeta, eliminando los sistemas nacionales.

Para ello se cambiarán todas las cuentas bancarias de la eurozona para adaptarla al código IBAN.

 

¿Cuándo se realizará este cambio?

A partir del uno de enero de 2014 será obligatorio en todos los países de la zona euro. En 2017 se extenderá al resto de países de la UE.

 

¿Cómo nos va a afectar?

Por un lado tendremos que usar en todas nuestras transacciones el código IBAN de las cuentas. Nuestro actual número de cuenta de 20 dígitos cambia al IBAN, que tiene 34 dígitos, formados por nuestro nº de cuenta más el código de identificación del país de origen y 2 dígitos de control. Normalmente el código IBAN ya está informado en nuestras cuentas bancarias.

Además las transferencias llevarán el código BIC o Identificación Internacional de la

entidad bancaria.

Las tarjetas de crédito del SEPA llevan chip EMV para usarlo con el PIN personal en vez de firma.

Todo ello conlleva más seguridad, más vigilancia, reducción de costes y rapidez en las transacciones internacionales.

 

¿Qué tenemos que hacer?

  • Deberemos transformar o migrar los datos de las cuentas corrientes de los clientes,  proveedores y trabajadores al nuevo código IBAN.
  • Si usamos ficheros bancarios para remesas etc., deberemos adaptarlos a las normas estándares SEPA.
  • Al igual que ocurre actualmente en España, deberemos guardar las autorizaciones de las domiciliaciones de nuestros clientes en caso de recibos domiciliados.
  • Deberemos adaptar nuestros programas informáticos (contabilidad, nóminas, finanzas) a esta circunstancia. Obviamente deberemos revisar toda nuestra documentación donde pueda aparecer un nº de cuenta, tales como facturas, contratos, web, talones, etc.
  • Hay que comunicar nuestro código IBAN a los proveedores con los que tengamos domiciliados los recibos.

  

Para más información tenéis este video explicativo del BCE.

 

publicado el