A vueltas con los pagos en efectivo hasta 2500 €

 

Numerosas dudas y problemas ha conllevado la limitación de los pagos en efectivo hasta 2500 €. La Dirección General de Tributos ha contestado algunas preguntas al respecto, que no han hecho más que endurecer los términos de aplicación de la misma. Veamos los más destacados:

a)      Las operaciones de más de 2500 € no pueden pagarse en efectivo, ni tan siquiera parcialmente, ni cuando hay pagos a cuenta o aplazados de menor importe.

b)      Esta prohibición sólo se aplica cuando una de las partes de la transacción actúa en condición de empresario o profesional. Por tanto, no se aplica en operaciones entre particulares.

c)       Si en una misma factura se documentan varias entregas de bienes o servicios independientes (p.e. en una factura resumen mensual), la limitación sólo afecta a las operaciones con importe a partir de 2.500 euros. De este modo, si en una factura de 5.000 € se incluyen dos operaciones independientes de 2.000 € una y 3.000 € la otra, solo se puede pagar en efectivo la primera.

d)      En operaciones de tracto sucesivo (alquileres, contratos de suministro, cuotas de asesoría, etc.) se tendrá en cuenta el importe de cada pago exigible, así por ejemplo si la mensualidad del alquiler son 2.000 € se puede pagar en efectivo.

Ejemplo. La venta de un sofá por 3.000 €, con una paga y señal de 1.000 € en efectivo y el resto mediante recibo, sería incorrecto, penalizándose con una multa de 250 €.

 

Todo con tal de facilitar las ventas en estos momentos. Por cierto los que trabajan en negro no tienen ningún problema al respecto.

 

publicado el