Ley de Presupuestos del 2013

Ley de presupuestos 

Como cada año por estas fechas se publican la Ley de Presupuestos y la llamada de acompañamiento para el año 2013 (Ley 17/2012, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 y Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica).

Como suele ser habitual la Ley de Presupuestos no trae grandes novedades más allá de la actualización en IRPF y IS de los coeficientes correctores para las transmisiones de bienes inmuebles. También se regula en IRPF la compensación por la pérdida de beneficios fiscales que afecta a determinados contribuyentes por rendimientos del capital mobiliario con período de generación superior a dos años en 2012 y en IS la forma de determinar los pagos fraccionados del Impuesto durante el ejercicio 2013.

Lo más importante es lo que no está, como cada año hay una subida encubierta de las tarifas del IRPF al no deflactar las bases, es decir no actualizar el impuesto con el IPC. Si tenemos la suerte de trabajar y la grandísima suerte de que nos suban el salario el IPC pagaremos más impuesto sin que esta subida nos permita aumentar nuestro poder adquisitivo.

Es en la Ley de medidas tributarias donde aparecen las medidas de más calado:

 

1.- Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF):

Se suprime la deducción por inversión en vivienda habitual a partir del 1 de Enero de 2013. De momento se mantiene para las adquisiciones efectuadas hasta 31/12/2012. Esta medida se debería haber tomado en época de vacas gordas y no ahora.

Se introduce un gravamen especial  del 20 % sobre obre los premios de determinadas loterías y apuestas, con un límite exento inferior de 2.500 euros. Ya se aplicará en el sorteo de El Niño.

Se prorroga durante el año 2013 el tratamiento que, para el periodo 2007-2012, se ha venido aplicando para los gastos e inversiones efectuados en dichos ejercicios para habituar a los empleados en la utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información.

También se modifica la regla de cálculo de la retribución en especie derivada de la cesión de vivienda a los empleados, cuando la misma no sea propiedad de la empresa. En este caso, la retribución en especie se cuantificará por el importe del coste del alquiler asumido por el empleador.

Finalmente, se incrementa la tributación de las indemnizaciones u otras retribuciones de cuantía muy elevada derivadas de la extinción de relaciones laborales o mercantiles.

 

2. Impuesto sobre Sociedades (IS)

Se prorroga, para el ejercicio 2013, la aplicación del tipo de gravamen reducido en el Impuesto sobre Sociedades por mantenimiento o creación de empleo por las microempresas, ( 20 % para los primeros 300.000 euros y el resto al 25 %). Se deben tener menos de 25 empleados y no haber hecho reducción de plantilla y tener en el año una cifra de negocio inferior a 5 millones de euros.

Se flexibilizan los criterios específicos que permiten la aplicación del régimen fiscal especial de arrendamiento de viviendas, reduciéndose el número mínimo de viviendas requerido y el período de tiempo en que deben mantenerse las mismas en arrendamiento, al tiempo que se suprimen los requisitos de tamaño de las viviendas.

Se limitación para las grandes empresas las amortizaciones fiscalmente deducibles en el Impuesto sobre Sociedades. La amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias correspondiente a los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014 se deducirá en la base imponible hasta el 70 por ciento de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible (máximo en tablas).

 

3. Actualización de Balances

Para contribuyentes del IS, IRPF e Impuesto sobre la Renta de No residentes (IRNR) que realicen actividades económicas. Serán actualizables los elementos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias situados tanto en España como en el extranjero (incluido las que estén en régimen de arrendamiento financiero), existentes a 31 de diciembre de 2012. El importe de las revalorizaciones contables que resulten de las operaciones de actualización se llevará a la cuenta «reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre», que formará parte de los fondos propios. La actualización habrá que hacerla entre el periodo que abarque la fecha de cierre del ejercicio (normalmente el 31 de diciembre) y y el día en que termine el plazo para su aprobación por parte de la Junta Socios (suele ser 30 de junio).

Esto se hace para cobrar más impuesto ahora a costa de aprovecharse de más amortizaciones en el futuro. Se aplicará un gravamen único del 5 por ciento sobre el saldo acreedor de la cuenta «reserva de revalorización de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre».

 

4.- Impuesto sobre Patrimonio.

Se prorroga durante el ejercicio 2013 la vigencia del Impuesto sobre el Patrimonio, restablecido con carácter temporal, para los años 2011 y 2012. Este impuesto se llamó en su anterior etapa “extraordinario” y estuvo en vigor treinta años. O sea id haciéndose la idea que tendremos prórrogas para años.

 

5.- Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR)

Al igual que el IRPF, se establece un impuesto sobre los premios de las loterías.

Se modifica la configuración del Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes dejando sujetas a dicho gravamen exclusivamente las entidades residentes en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal.

 

6.- Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Se clarifica el concepto de entrega de bienes la adjudicación de los inmuebles promovidos por comunidades de bienes a sus comuneros, en proporción a su participación.

Aunque no pertenece a esta Ley no olvidemos que las adquisiciones de viviendas nuevas pasan del tipo del 4% al del 10%.

 

7.- Otros.

Se crea el Impuesto sobre los Depósitos en las Entidades de Crédito con la pretensión de asegurar un tratamiento fiscal armonizado que garantice una mayor eficiencia en el funcionamiento del sistema financiero. Muy bonito, pero el tipo de gravamen es 0 por ciento. Es una norma sacada para proteger a los “amigos” banqueros de las “malvadas” CCAA que querían gravar este supuesto.

Otras modificaciones afectan a la subida del impuesto sobre el tabaco.

¡Ah, se me olvidaba! Las SICAV y SICAM seguirán tributando al 1% no fuera que los ricos se enfadaran como pasa en Francia. ¡Spain is different! 

publicado el