Como no pagar impuestos si trabajas en el extranjero

Libros idiomasSi nuestra empresa nos desplaza para trabajar en el extranjero, podemos ahorrarnos una gran cantidad de dinero en nuestra declaración de Renta. El artículo 7.p de la Ley del IRPF dice que están exentos los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero. Es decir que lo que cobremos por ello no paga impuesto.

La ley nos marca varios requisitos:

1º La cuantía exenta es de 60.101 € y se calcula prorrateando la remuneración anual obtenida entre los días de permanencia efectiva en el extranjero (incluyendo festivos) y el total de días naturales del año. Sólo es aplicable a rentas del trabajo.

2º El trabajador debe tener residencia fiscal en España.

3º Se debe realizar un trabajo efectivo en el extranjero, y la Dirección General de Tributos marca como requisitos el desplazamiento físico y un centro de trabajo fuera de España. Es decir no se aplica cuando realizamos el trabajo en España y simplemente viajamos para presentarlo o por efectos comerciales.

4º El trabajo hay que realizarlo para una empresa o entidad no residente, o siendo una empresa española que tenga un establecimiento permanente en el extranjero. Si al final la factura va a un cliente en España y este no tiene ningún establecimiento, sucursal o filial dada de alta en el extranjero, no cumpliríamos el requisito.

5º En el país de destino debe existir un impuesto análogo al IRPF o un convenio bilateral con España. Además no puede ser un paraíso fiscal.

6º Esta exención es incompatible con los excesos de dietas excluidos de tributación.

Cumplidos estos requisitos, la exención se aplicaría sobre todos los conceptos salariales, incluidas pagas extras, bonus, etc. Al aplicarse la exención sobre estos rendimientos, también se podrían aplicar sobre las retenciones que no dejan de ser pagos a cuenta.

Más consejos ahorrar en su declaración de renta aquí.

publicado el