Paro de autónomos (PARTE II)

 

6. Cuantía de la prestación económica

 

Para el cálculo de la base se tendrá en cuenta el promedio de las bases por la que su hubiere  cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal del cese.

La cuantía de la prestación, durante todo su período de disfrute, se determinará aplicando a la base reguladora el 70 por ciento.

La cuantía máxima de la prestación será del 175 por ciento del IPREM (excepto en los caso de tener uno o más hijos a su cargo; en tal caso, la cuantía será respectivamente del 200 por ciento o del 225 por ciento de dicho indicador.

La cuantía mínima de la prestación será del 80 por ciento del IPREM si el trabajador no tiene hijos y del 107 por ciento en caso de tenerlos.

A los efectos de la cuantía máxima y mínima de la prestación por cese de la actividad, se tendrá en cuenta el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) mensual, incrementado en una sexta parte, vigente en el momento del nacimiento del derecho.

 

7. Abono de la cotización de Seguridad Social durante la percepción de la prestación por cese de la actividad


El abono de la cotización de durante el periodo de protección por cese de la actividad incluye la cotización por incapacidad temporal. Este abono de cotización se efectuará por los mismos periodos en los se percibe la prestación.

La base de cotización durante la prestación será la marcada por la base reguladora, sin que en su defecto pueda ser inferior a la base mínima o la reducida en su defecto en aquello colectivos en la que le sea de aplicación.

 

8. Suspensión y reanudación del derecho a la protección

 

Se establecen varias reglas de suspensión y reanudación específicas para los casos de suspensión por realización de trabajo por cuenta ajena y traslado al extranjero.

Se podrá reanudar la prestación y la cotización a la Seguridad Social, siempre que se solicite en el plazo de los quince días hábiles siguientes a la finalización de dicha causa.

En los casos de suspensión por sanción, no procederá la reanudación cuando esa sanción haya supuesto la reducción y pérdida del período de percepción hasta el agotamiento de la duración del derecho.

 

9. Opción y reapertura del derecho a protección por cese de actividad

 

Cuando el trabajador tenga derecho a una nueva prestación por cese de la actividad y además tenga reconocida una anterior a la que quiera acogerse, podrá hacerlo siempre y cuando que lo solicite en los quince días hábiles siguientes a la comunicación aprobatoria de la protección por cese de la actividad, siendo concedida esta última en las mismas condiciones y por el tiempo restante pendiente de percibir. En caso de no optar expresamente, se considerará ejercida la opción por la última protección reconocida.

 

10. Cese de la actividad, incapacidad temporal, maternidad y paternidad


En el supuesto en que el hecho causante de la protección por cese de la actividad se produzca mientras el trabajador autónomo se encuentre en situación de incapacidad temporal, éste seguirá percibiendo la prestación por incapacidad temporal, en la misma cuantía que la prestación por cese de la actividad, hasta que la misma se extinga en cuyo momento pasará a percibir, siempre que reúna los requisitos necesarios, la prestación económica por cese de la actividad que le corresponda. En tal caso, se descontará del período de percepción de la prestación por cese de la actividad, como ya consumido, el tiempo que hubiera permanecido en la situación de incapacidad temporal a partir de la fecha de la situación legal de cese de actividad.

La solicitud de les protección por cese de la actividad debe hacerse una vez extinguida la incapacidad temporal, acreditando la situación legal del cese de la actividad en los quince días hábiles siguientes al día de la extinción de la incapacidad.

En el supuesto en el que el hecho causante de la protección por cese de la actividad se produzca cuando el trabajador autónomo se encuentra en situación de maternidad o paternidad, se seguirá percibiendo la prestación por maternidad o por paternidad hasta que las mismas se extingan, en cuyo momento se pasará a percibir, siempre que reúnan los requisitos, la prestación económica por cese de la actividad que les corresponda. Tendrán quince días hábiles para hacer la solicitud de la prestación cumpliendo los requisitos exigidos.

Cuando el beneficiario esté percibiendo la protección por cese de actividad y pase a la situación de maternidad o paternidad, se interrumpirá la prestación y la cotización a la Seguridad Social y pasará a percibir las prestaciones gestionadas directamente por su órgano gestor. Una vez extinguida la prestación por maternidad o por paternidad el ente gestor de dichas prestaciones lo comunicará al órgano gestor de la protección por cese de la actividad  que reanudará de oficio esa protección por la duración, cuantía y cotización a la Seguridad Social pendiente en el momento de la suspensión.

 

11. Pago único de la prestación por cese de la actividad

 

Se recoge la posibilidad de pago único, para los titulares del derecho a la prestación por cese de la actividad que tengan pendiente de recibir al menos 6 meses de la prestación.

 

12. Trabajadores por cuenta propia agrarios

 

Se establece que este Real Decreto también es de aplicación para los trabajadores incluidos en el sistema especial de trabajadores por cuenta propia agrarios, recogiéndose las situaciones legales de cese de actividad para este colectivo.

 

Volver a parte I

 

 

publicado el