Paro de autónomos (PARTE I)

libro caja UNIGEST

 

El pasado 1 de noviembre se publico el desarrollo reglamentario de la protección de cese de actividad de los trabajadores autónomos, en este nuevo Real Decreto se intenta aclarar mejor la documentación y el procedimiento necesario para obtener el reconocimiento del derecho al abono de las prestaciones reconocidas. (Real Decreto 1541/2011, de 31 de octubre)

 

Resumimos y destamos los puntos más destacados y el procedimiento a seguir en estos casos:

 

1. Requisitos para el nacimiento del derecho a la protección

 

  • Tener cubiertas la contingencias profesionales y la de cese de actividad.
  • Necesidad de solicitar la baja autónomo correspondiente a la causa del cese de la actividad.
  • Tener cubierto un periodo mínimo de cotización de cese de la actividad de 12 meses en un periodo de los 48 meses anteriores a dicho cese.
  • No haber cumplido la edad ordinaria o las condiciones necesarias para causar derecho a la jubilación
  • Hallarse al corriente de pago de cuotas de seguridad social

 

2. Situación legal de cese de la actividad.

 

El hecho causante será efectivo el último día del mes en que se cese de la actividad.

En casos de cese por como familiar colaborador se tiene que justificar que el hecho causante se ha producido en los 6 meses inmediatamente siguientes  a la resolución judicial o acuerdo que establezca dicha separación o divorcio

 

3. Acreditación de la situación legal de cese de la actividad

 

En casos de cese por motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos se computarán las pérdidas derivadas del ejercicio anterior  al hecho causante, acreditándolo mediante una declaración jurada acompañada de la documentación justificante de tal efecto.

Cuando la situación venga motivada por la pérdida de licencia administrativa, se tienen que acreditar mediante la resolución de la extinción de la licencia, permiso o autorización administrativa, en la conste expresamente el motivo de la extinción y su fecha de efectos. No se podrán considerar como cese a estos efectos cuando la pérdida de la licencia venga motivada por incumplimientos contractuales, faltas administrativas o delitos imputables al autónomo que sea motivo de la pérdida voluntaria de su licencia.

En el caso de los autónomos económicamente dependientes realice actividades económicas o profesionales para otro u otros clientes distintos al principal, deberá aportar la documentación que acredite la finalización de las mismas.

 

4. Solicitud y nacimiento del derecho a la protección

 

La solicitud del reconocimiento se realizará en la misma mutua en la cual se tienen cubiertos los accidentes de trabajo y enfermedad profesional. El derecho al disfrute de la prestación económica será a partir del primer día del mes siguiente en el que se produce el hecho causante del cese de la actividad. 

Los autónomos no podrán prestar ningún tipo de actividad a partir del día en que se inicie el cobro de la prestación.

El reconocimiento de la prestación se podrá solicitar hasta el último día del mes siguiente al que se produjo el cese de la actividad.

Se establece un plazo de diez días para las subsanaciones de defectos en la prestación de la solicitud y documentos adjuntos.

El órgano gestor (mutua) resolverá, en el plazo de treinta días hábiles desde que recibe la solicitud con toda la documentación necesaria para realizar dicho trámite. En la resolución deberá figurar expresamente:

    • Periodo de percepción de la prestación
    • Cuantía mensual
    • Posibilidad de formular reclamación previa ante el propio órgano gestor antes de acudir al órgano jurisdiccional

Cuando el autónomo reciba la resolución, tendrá un plazo de 15 días hábiles para formalizar su inscripción ante el Servicio Público de Empleo correspondiente, a los efectos de cumplir las exigencias del compromiso de la actividad suscrito.

De no efectuar la inscripción en el plazo indicado, se considerará que no ha hecho efectivo el compromiso de actividad, lo que será causa de anulación de la prestación y del reintegro en su caso de las prestaciones indebidamente percibidas, sin perjuicio, de que en el supuesto de que se inscribiera fuera de ese plazo, pueda formular una nueva solicitud.

El órgano gestor se hará cargo de las cuotas de seguridad social, a partir del mes siguiente al hecho causante del cese de la actividad.

En el caso del autónomo económicamente dependiente que haya finalizado su relación con el cliente principal y tuviera actividad con otros clientes, el pago y la cotización de la prestación se efectuará a partir de la finalización de dichas actividades.

Para poder solicitar una nueva solicitud de prestación, es necesario que haya transcurrido un periodo de dieciocho meses entre la antigua prestación y la nueva que se solicita.

 

5. Duración de la prestación económica

 

Según los periodos cotizados se tendrá derecho a los periodos de protección, tal y como se muestra en el siguiente escalado:

      Periodo de cotización                                                   Periodo de la protección

        De 12 a 17 meses                                                           2 meses

        De 18 a 23 meses                                                           3 meses

        De 24 a 29 meses                                                           4 meses

        De 30 a 35 meses                                                           5 meses

        De 36 a 42 meses                                                           6 meses

        De 42 a 47 meses                                                           8 meses

        Más de 48 meses                                                           12 meses

La duración reconocida no se ampliará por el hecho de que el trabajador cumpla 60 años durante la percepción de la prestación.

No se podrá aplicar el cómputo recíproco de cotizaciones por cese de la actividad y de cotización por desempleo. Tampoco de cotizaciones por cese de la actividad de Autónomos y de Trabajadores del Mar.

Ir a parte II

publicado el