TIPO DE IVA REDUCIDO EN OBRAS DE REHABILITACIÓN

 

Uno de los puntos destacados en la última rebaja de tipos de IVA que realizó el ministerio de Economía es la de poder aplicar el tipo de IVA reducido a determinadas obras de rehabilitación de la vivienda.

Antes de poder aplicar este tipo de IVA reducido, es muy importante saber que significa para hacienda el concepto de rehabilitación. Hacienda considera como obras de rehabilitación aquellas cuyo coste exceda del 25% del precio de adquisición siempre y cuando la adquisición se realizara en los dos años anteriores al inicio de las obras. En el caso de que se inicien las obras pasados esos dos años nos deberemos atender al valor actual de mercado de dicha vivienda , es decir, deberemos realizar una tasación. Un detalle más que nos marca hacienda es que para calcular ese 25% del precio de adquisición deberemos hacerlo sobre el valor de la construcción, es decir, despreciando el valor del suelo.

 

P.E.  En el caso de una vivienda adquirida el 20/05/2010 con un precio de adquisición de 150.000 € y realizamos las obras el 04/06/2011 el valor de las obras de rehabilitación deberá ser como mínimo de: 150.000 X 25%=37.500 €. (a fin de simplificar este ejemplo no se ha tenido en cuenta la realización de las proporciones entre el valor de la construcción y el valor del suelo).

 

El segundo requisito que deben cumplir las obras para que hacienda las considere como rehabilitación es que más de un 50% de las mismas deben consistir en la reconstrucción del inmueble u obras análogas o conexas (adecuación estructural, refuerzo de cimentación, ampliación de superficie, las destinadas a la mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización, etc).

Si cumplimos con las condiciones arriba expuestas, podemos afirmar que lo que vamos a realizar son obras de rehabilitación, pero para poder aplicar el tipo de IVA reducido deberemos cumplir además con las siguientes condiciones:

  • Que el destinatario sea una persona física y que destine la vivienda para uso particular, aquí también se incluyen las comunidades de propietarios por las obras hechas en el edificio.
  • La construcción de la vivienda debe haber finalizado al menos dos años antes del inicio de las obras de renovación o reparación.
  • El coste de los materiales aportados por quien realice las obras no pueden superar el 33% de la base imponible de la operación.

 

 

Tal y como podemos comprobar para poder aplicar un 8% de IVA en las obras de rehabilitación debemos cumplir muchos requisitos, y algunos de ellos de difícil comprobación. Es por ello que nuestro consejo es que antes de aplicar dicho tipo de IVA nos consulten y estudiemos cada operación detalladamente. No olvidemos que al aplicar un 8% hacienda dejará de ingresar el 10% de diferencial con el tipo Normal de IVA, y eso a buen seguro les hará estar atentos a las operaciones realizadas.

publicado el